Daisy

Desde pequeña me mueve la ilusión y las ganas de descubrir caminos que junto a la creatividad, la imaginación y la lucha diaria ayuden a desarrollar mi camino profesional y personal.
Todo empezó cuando tenía 3 años, dibujaba y pintaba en las paredes de toda mi casa, una gran pizarra en la que la creatividad y los colores fluían (aunque mis padres a veces no sabían dónde dejarme dibujar, el papel no era lo mío …), así hasta ahora.
Un reflejo de libertad es hacer lo que se me pasa por la cabeza, pintándome las manos con colores, me siento más viva, los colores son alegría! Y es lo que quiero transmitir, mediante diseños que reflejen las distintas personalidades. Ese espejo en el que nos vemos y nos hace creer en nosotros mismos, siendo fieles a “nuestra libertad”. Ayudando en la medida de lo posible que clientes y amigos encuentren ese espíritu que nos define y queremos que los demás encuentren y vean.
Formándome en diseño gráfico, diseño web, diseño de interiores y otras disciplinas he querido plasmar lo que otros quieren tanto en su vida personal como profesional. Un trabajo que me apasiona, divierte y el cual me ayuda a crecer cada día porque diseñando cosas bonitas, originales, con colores ayudas a diseñar la vida de otros haciéndolos más felices.